El embarazo es un momento ideal para comenzar a hacer Yoga prenatal. Las posturas para principiantes son más simples que los que se emplean para la mayoría, siendo más sencillas en esta modalidad de lo que la gente se imagina, siendo perfectas para hacer durante el embarazo.

Vamos a empezar con cuidado y lentamente a adentrarnos en el mundo del Yoga prenatal. Su instructor debe modificar las posturas para que se adapten a su etapa de embarazo. Escuche a su instructor, y deberemos prestar atención a lo que su cuerpo le dice. Las posturas del Yoga son generalmente diseñas para estirar, no para que se esfuerce. Pero si usted siente cualquier dolor o malestar, deje lo que está haciendo.

Piense en lo que permite suavemente su cuerpo para abrir o alargar durante una postura, en lugar de empujar para lograrlo. Tómelo con calma, y optar por un descanso si se siente cansado durante una clase. Tome una botella de agua con usted para beber si tienes sed. Además, trate de comer un refrigerio ligero una hora o dos antes de su clase de yoga.

Dígale a su médico antes de comenzar Yoga prenatal, o cualquier forma de ejercicio, durante el embarazo, para ver si estamos o no preparadas para realizarlo. También puede hablar con su instructor de yoga sobre cualquier preocupación que pueda tener durante su ejecución.

Yoga prenatal

Yoga prenatal – ¿Cuándo puedo empezar a hacer yoga en el embarazo?

El mejor momento para comenzar yoga si nunca lo has hecho antes es en el segundo trimestre, después de aproximadamente 14 semanas.  Las directrices del Yoga prenatal aconsejan que no intente hacer posturas en el primer trimestre, si no se está acostumbrado a ello.

Lamentablemente, el tiempo más común para abortos involuntarios que suelen suceder, es durante el primer trimestre. No hay evidencia de que hacer Yoga prenatal, o cualquier otro ejercicio, en el primer trimestre dañará su embarazo. Pero, para estar seguras de ello, no se recomiendan que usted no practique yoga durante los tres primeros meses.

En el segundo trimestre, usted también es menos probable que se sienta cansado y enfermo durante una clase de Yoga prenatal. Algunos profesores de yoga recomiendan que si su bebé fue concebido mediante fecundación in vitro, debe esperar hasta 20 semanas antes de comenzar las clases.

Esto es debido a todo lo que se ja pasado para lograr el embarazo. Además, si usted ha tenido un tratamiento de FIV, tienen más probabilidades de estar embarazada de gemelos, siendo los embarazos múltiples aquellos que tienen un mayor riesgo de aborto involuntario, así que es mejor ser cautelosa con ello. Si usted decide practicar Yoga prenatal en el primer trimestre, es mejor basarnos en ejercicios de relajación y respiración. Siendo adecuado en caso de que ya lo hubiéramos practicado antes de estar embarazadas.

¿Qué ejercicios podemos practicar? Os recomendamos este ejercicio, pasados los 3 primeros meses de embarazo. Pero recuerden, consulten con su médico antes de nada:

 

 

Publicado por Juanma

0 respuestas a “Yoga prenatal: ¿En qué consiste?”

Únete a la conversación