No es la primera vez que hablamos de los beneficios del yoga. Como ya bien sabemos, chicas, el yoga es una actividad física que nos ayuda a reforzar la musculatura, aumentar la flexibilidad,  ayuda a mejorar el sistema cardiovascular y a liberar estrés, entre otras muchos beneficios adicionales. Pero hoy, vamos a centrarnos en el yoga en casa, es decir aquellos movimientos que son sencillos para que podamos hacer por nosotras mismas sin salir de nuestra vivienda.

Yoga en casa – Posturas destacadas

Puede ser, que al principio nos parezca difícil realizar yoga en casa, pero lo cierto es que podemos llegar a alcanzar un nivel óptimo de forma y disfrutando en el proceso. Debemos empezar poco a poco, haciendo ejercicios y posturas suaves, que no requieran un gran esfuerzo. A continuación, os dejamos los principales ejercicios de yoga en casa:

Yoga en casa – Postura del triángulo

Para realizar esta postura de yoga en casa, deberemos separar las piernas todo lo posible, con los pies paralelos el uno al otro y los brazos paralelos al suelo. Giramos el pie derecho 90º hacia la derecha, y a continuación levantamos el brazo izquierdo hacia el techo. Entonces, apoyamos la mano derecha en el muslo, giramos la cabeza hacia el cielo y elevamos el pecho. Posteriormente, lo deberemos hacer con el lado contrario.

Yoga en casa – Asana

Para realizar la postura del Asana, nos sentamos de rodillas, apoyando el trasero sobre los pies y con los brazos relajados a cada lado del cuerpo. Después nos inclinamos despacio hacia adelante, sin levantar los glúteos, hasta tocar el suelo con la frente y con los brazos relajados. Es un movimiento maravilloso para fortalecer la espalda.

Yoga en casa – Postura del pez

Para realizar esta postura de yoga en casa, nos tumbamos boca arriba, con los brazos hacia atrás y juntos, apoyando la espalda en ellos. Estiramos los brazos y las piernas hacia abajo tanto como podamos, y haciendo fuerza con los codos, elevamos la parte superior del cuerpo, manteniendo la cabeza en el suelo. Bajamos la cabeza, mirando hacia los pies y levantando el pecho todo lo posible. Posteriormente, volveremos a la posición original.

yoga en casa

Yoga en casa – Postura del niño

Nos arrodillamos y apoyamos la frente en el suelo, dejando caer los brazos hacia atrás para conseguir una mayor relajación. Relajamos los brazos y descansamos todo el peso del cuerpo en la cabeza, concentrándonos al máximo y liberándonos de la tensión. Es una postura ideal para favorecer un estado psicológico calmado y sano.

Yoga en casa – Postura de la montaña

Nos deberemos poner de pie, con los pies paralelos entre sí y la mirada al frente, estiramos la espalda y dejamos caer los brazos a los lados. Elevamos lentamente el abdomen y abrimos los hombros, bien estirados, e imaginando que vamos a aumentar de estatura. Respiramos profundamente, tomando conciencia de cada parte de nuestro cuerpo, y centrándonos en la estabilidad que nos aportan las plantas de los pies, donde descansamos todo nuestro peso.

Espero, que estos ejercicios de yoga en casa os hayan sido de gran utilidad. Si os interesa el tema, os dejamos con otros artículos que quizá os interesen que tratan sobre una temática similar:

 

Publicado por Juanma

Únete a la conversación