Habréis visto, que muchas de las dietas que existen, se basan en un ajuste calórico determinado que va en función a la edad, sexo, peso y objetivos de las personas. Pero, ¿realmente todas las calorías son iguales? Con ésto, os quiero decir chicas, que si para llegar a 1.500 calorías (por ejemplo), podemos comer bollos y caramelos o si es necesario que obtengamos nutrientes de diferentes alimentos.

La respuesta es sencilla: claro que influye el tipo de calorías que consumamos. No todas las calorías son iguales, pues nuestro cuerpo necesita obtener proteínas, hidratos, grasas, vitaminas para operar correctamente. Si todas las calorías las obtenemos de unos mismos nutrientes, vamos a tener posiblemente problemas de salud y de composición corporal. La masa muscular, no será la misma, ya que si nos centramos en comer azúcares que lo que hace es darnos energía para que nuestro cuerpo opere correctamente, desatenderemos las funciones estructurales como lo es el mantenimiento de la masa muscular, el cabello y las uñas. Además, de tener los órganos desprotegidos al no ingerir alimentos ricos en grasa natural.

calorías

Es por ello, que deberemos escoger inteligentemente cuáles son el tipo de calorías que debemos consumir. Además de tomar sobre un 50-60% de hidratos de carbono, un 20-30% de proteínas y un 20-30% de grasas naturales, deberemos intentar que la naturaleza de los alimentos sea de origen diferente. Es decir, que comamos frutas, verduras, arroz como fuentes de hidratos; carne, pescado, huevo como fuentes de proteína; y frutos secos y aguacates como fuentes de grasas naturales. Los alimentos anteriores, son una muestra, ya que las fuentes protéicas que pueden conseguir de distinta manera y ahí radica parte del éxito individual, ya que no todos los cuerpos asimilamos y nos es igual de efectivo, ingerir según qué calorías. Por tanto, chicas, cuidado con los alimentos que consumimos al hacer una dieta.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación