Andar, y en especial actividades relacionadas con el atletismo, son una de las actividades que más calorías puede eliminar en nuestro organismo, pero después de meses de carrera, éste gasto calórico puede reducirse, por eso, desde Mujeres Lindas os daremos sencillos consejos para revertir esta situación. Veréis cómo quemar calorías corriendo ni es tan complejo.

Quemar calorías corriendo

Para que podamos quemar calorías corriendo lo primero que debes hacer es no convertir a tu cuerpo en un máquina automática, de lo contrario, el acostumbramiento no provocará un esfuerzo en el organismo y por ello, no quemaremos calorías.

Es por ello, no debes hacer siempre lo mismo, es decir, misma distancia, mismo recorrido y mismo ritmo, sino que tras haber ganado seguridad después de semanas de entrenamiento, lo ideal, es progresar en los parámetros antes dichos.

quemar calorías corriendo

Cuando llevamos un cierto tiempo y medio corriendo, al menos 3 veces por semana, puedes variar los ritmos de la carrera, alternando rodajes largos y lentos con otros cortos y rápidos. De esta forma, el cuerpos se sorprenderá cada día con una actividad distinta que le exige esfuerzo y por ello, será más fácil quemar calorías corriendo.

De otra manera, puedes alternar la carrera con otro tipo de actividades que también generen un gasto calórico de manera distinta para el cuerpo, cumpliendo así, con las premisas del entrenamiento cruzado. Por ejemplo, puedes correr 3 veces a la semana y utilizar alguno de los días restantes para nadar, jugar algún deporte, hacer ciclismo o bien, levantamiento de pesas.

Hacer determinados tipos de ejercicio, que desarrollen masa muscular, aunque sea poco durante la semana, alternados con la carrera, va a hacer que también quememos más calorías al aumentar el metabolismo basal. Entonces, empieza por alternar ritmos y duraciones de tus carreras, así como incluir otras actividades para disfrutar de un mayor gasto calórico sin aburrirte. Un ejemplo sería comenzar la semana un lunes con un rodaje largo, pero a velocidad lenta, descansar un día y seguir corriendo, pero esta vez, alternando unos pocos minutos de ritmo fuerte con otros más lentos.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación