Chicas, si hemos empezado una dieta para perder peso y conseguir bajar el peso del que tanto queremos desprendernos. De repente, todo marcha sobre ruedas y hemos logrado en varias semanas reducir nuestra grasa considerablemente. Por fin, tu dieta restrictiva está dando sus frutos, pero… la leptina empieza a hacer efecto.

Mujeres Lindas – La leptina y la quema de grasa

Pero al poco tiempo, las cosas no funcionan como esperábamos,  dejas de perder peso, a pesar de seguir cumpliendo cada día con tu dieta baja en calorías. Pues bien, acaban de entrar en juego la leptina que influye a la hora de quemar grasa. Hoy,en Mujeres Lindas, os vamos a explicar en qué influye la leptina y cómo aprender a controlarla para conseguir el mayor efecto quema grasa.

leptina

Es algo relativamente habitual que ocurra ésto, y razón por lo que muchas personas se acaban rindiendo al desistir de seguir su dieta para perder peso. Tal vez, no conocemos algunos conceptos importantes como las hormonas y el papel que llevan a cabo en los procesos quema grasas.

Hay diferentes hormonas que están involucradas en el mecanismo de perder y ganar peso y es importante conocer cómo funcionan, para no conseguir justamente el efecto contrario al que buscamos, es decir, el de acumular más grasa. Hoy, vamos a hablar de la leptina y el papel que juega en todo esto. La leptina es una hormona que tiene como misión controlar la velocidad de quemar grasa de nuestro organismo.

El funcionamiento de la leptina

Simplificando la información, a mayores niveles de leptina, mayor cantidad de grasa serás capaz de quemar y por consiguiente, cuando bajan estos niveles también baja la capacidad de nuestro organismo para utilizar nuestro tejido adiposo como combustible, es decir quemar grasa.

Cuando llevamos un tiempo siguiendo una dieta con una ingesta baja de calorías (porque nuestro propósito es bajar de peso) llega un momento en que nuestro cuerpo empieza a percibirlo y lo que hace para conservar la grasa que tiene, es reducir su metabolismo y parar la quema de grasa, los niveles de leptina se han reducido. Resulta paradójico pero realmente cuanto más alta sea la ingesta de calorías y más grasa lleve tu cuerpo, más alto serán los niveles de leptina y como consecuencia, más grasa conseguirás quemar.

Fallo habitual con la leptina

Cuando llegamos a este punto y, como consecuencia, sufrimos el estancamiento en el peso corporal que bajamos, nos asalta la duda de qué hacer.  El error habitual que cometemos y es que seguimos disminuyendo aún más la ingesta de calorías, que es justamente lo peor que podemos hacer, si bien nuestro cuerpo seguirá quemando algo de grasa, pero el resultado que obtendremos no será el que óptimamente buscamos. Para corregir todo ésto, sólo hay que aprender a jugar y a controlar los niveles de estas hormonas, en el caso que nos compete sería aumentar la cantidad de leptina en el momento adecuado para que el cuerpo vuelva a conseguir quemar la grasa que queremos.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación