En base a lo que dicen los expertos en la rama de la cromoterapia,  que es la ciencia que utiliza el color para tratar problemas emocionales y fisiológicos: de todos los colores que existen en el mundo, se sabe que el azul es el que menos deseo provoca. En base a los expertos sobre los principios de la luz y el color “el azul enfría las emociones, es eléctrico, astringente“. Y a tener de ésto, existe la dieta azul, que ahora procederé a explicar mejor.

De hecho, puede que os sorprenda el color de algunos determinados productos adelgazantes, ya que varios utilizan mezclas de colores entre el verde y el azul (el verde que lo identifique con productos naturales y con la esperanza), y es que la psicología del marketing está en todo. Hay quien ha sugerido incluso añadir colorante azul a las recetas para reducir el apetito, incluso en estudios en los que no se había encontrado una evidencia clara.

dieta azul

Si lo piensas, el azul es un color extraño en los alimentos que solemos ingerir. Quitando los arándanos y algún tipo extraño de tubérculo en algún un lugar remoto de los Andes, el color azul es algo paranormal. Los expertos en evolución humana dicen que nuestro apetito no ha desarrollado una respuesta automática al azul. En cambio, los rojos, naranjas, verdes, son los que se encargan de activarnos.

Y además, parece la dieta azul tiene cierto refuerzo investigacional y es que se ha comprobado que las personas consumen un 33 por ciento menos si lo hace en una habitación de color azul. Ocurre lo mismo con los alimentos y/o los platos. No obstante, chicas, la dieta azul aunque puede que tenga cierto sentido, no va a ser el remedio a nuestros problemas alimenticios. Por mucho que comamos chocolate en una habitación azul, va a seguir engordando igual, y en cuestión de nutrición es más importante aprender a comer de una manera adecuada, conociendo la proporción de grasas, carbos y proteínas al día que necesitamos consumir que cualquier farándula nueva que lo que trata es vendernos algo “nuevo”.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación