Los ejercicios para fortalecer la vagina tienen diferentes utilidades, y fueron creados hace miles de años con el fin, principalmente, de hacer más placenteras las relaciones sexuales. Además, tiene finalidades terapéuticas en determinados casos concretos, no obstante, no recomiendo que se realicen salvo la recomendación de un especialista en materia de salud.

Los músculos de nuestro piso pélvico,  están ubicados en la parte interna de la vagina, y con el paso del tiempo, como también sucede con el resto de los músculos de nuestro organismo, van perdiendo fuerza. El embarazo pueden hacer que nuestra vagina se debilite enormemente y es importante tenerla constantemente fortalecida.

Los ejercicios para fortalecer la vagina enseñan a la mujer a controlar los músculos vaginales de una forma peculiar, tal y como detallaremos a continuación. Lo ideal, sería realizarlos a diario, en diferentes franjas del día, realizando por lo menos tres series de 15 o 20 repeticiones para cada uno de los ejercicios para fortalecer la vagina. Es normal, que al principio, tengamos dificultades a la hora de mover los músculos de la vagina ,pero no te desanimes, que rápidamente se adquiere el control. Vas a notar los resultados positivos a las pocas semanas de proceder a realizar estos ejercicios para fortalecer la vagina.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 1

Para realizar este primer ejercicio, nos sentaremos en  una silla con las manos apoyadas en nuestras piernas. Mantendremos los pies en paralelo y separados a una distancia aproximada de 20 centímetros uno del otro. Contraeremos los músculos de la vagina como si tratásemos de apretar algo dentro de ella. Contaremos hasta tres y relajaremos el músculo. Procuraremos, ir aumentando el tiempo de cada contracción semana a semana.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 2

En la misma posición narrada anteriormente, contraeremos y relajaremos los músculos de la vagina a gran velocidad. Para mantener el ritmo, podemos utilizar el ritmo respiratorio si tenemos las pulsaciones aceleradas. De todos modos, es importante tanto la velocidad, como guardar el compás entre contracción y contracción.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 3

Nos tumbaremos en la cama y mantendremos las piernas separadas y arqueadas. Introduciremos un dedo en la vagina e intentaremos apretarlo durante el máximo tiempo que podamos. En caso no sentir presión, introduciremos dos dedos. Cuando la musculatura de la vagina esté más rígida, volveremos a probar con un solo dedo.

fortalecer la vagina

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 4

Nos tumbaremos en la cama y mantendremos las piernas separadas y arqueadas. Introduciremos un dedo o dos en la vagina e intenta succionarlos con los músculos vaginales. Contaremos hasta tres y relajaremos los músculos.  A pesar de su inicial dificultad, es bastante efectivo.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 5

Nos tumbaremos en el suelo (con una esterilla a ser posible) y dejaremos los brazos descansando a lo largo de nuestro cuerpo, con las piernas flexionadas. En esta posición inicial, contraeremos los glúteos y poco a poco elevaremos la cadera para acabar apoyando nuestro cuerpo únicamente con los hombros y pies únicamente. Volveremos despacio a la posición inicial y relajaremos los glúteos.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 6

En la posición inicial anterior, contraeremos el ano en tres tiempos, sin relajar. En primero lugar, realizaremos una contracción ligera del ano, seguida de una más intensidad y después una contracción anal con mucha fuerza. Inmediatamente después, contraeremos la vagina como si tratáramos de succionar algún objeto. Contaremos hasta tres y relajaremos los músculos, primero los de la vagina y después los del ano.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 7

De pie y con las piernas semiflexionadas, colocaremos las manos en cintura y dejaremos los pies en paralelo ,separados el uno del otro a una distancia de 20-30 centímetros. Contraeremos las partes internas de la vagina y moveremos la pelvis hacia adelante y hacia arriba. Contaremos hasta tres y relajaremos.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 8

En la misma posición de pie, haremos un movimiento continuo y circular como si tratáramos de jugar con un aro, sólo que en cuatro diferentes fases:

  • Moveremos la pelvis hacia arriba y adelante
  • Echaremos  la cadera hacia la izquierda
  • Empujaremos con el glúteo hacia atrás
  • Moveremos la cadera hacia la derecha.

Cada secuencia de movimiento entera, se considera una repetición. Este ejercicio, con 5-10 repeticiones al principio bastará, pues es más complejo que los anteriores.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 9

Estando de pie, con los brazos relajados a lo largo del cuerpo, mantendremos los pies en paralelo y a una distancia de 20 centímetros el uno del otro. Contraeremos los glúteos e intentaremos unirlas durante el máximo tiempo que podamos. Contaremos hasta tres y relajaremos suavemente.

Ejercicios para fortalecer la vagina – Movimiento 10

En la posición anterior, contraeremos y relajaremos los músculos de la vagina de manera intensa y acelerada siguiendo el compás de una respiración acelerada, tal y como os dijimos con el movimiento 2.

fortalecer la vagina

Material para fortalecer la vagina

Para hacer ejercicios de fotalecimiento de la vagina, hay una serie de accesorios que pueden ser de utilidad para conseguir mejorías más rápidas:

  • Bolas chinas: Son dos esferas unidas por un cordel para que pueden extraerse con facilidad. Cada una contiene una pequeña bolita en su interior que, con el movimiento, se agita estimulando las paredes vaginales y aumentando la irrigación sanguínea de la zona vaginal. Con ayuda de lubricante, se introducen en la vagina y se colocan justo detrás del músculo. Al ponernos de pie, contraeremos la musculatura de forma inconsciente para evitar que se caigan. Caminando con ellas durante 20-30 minutos diarios notaremos una gran diferencia en el tono de nuestro suelo pélvico. También las hay con una  única bola, siendo excelente para músculos algo debilitados y suficientemente pesada para notar el aumento de lubricación y sensibilidad en la vagina.
  • Conos vaginales:  Vienen en una cajita que contiene cinco conos anátomicos con distintos pesos para que sean utilizados de forma gradual. El cono más ligero pesa unos 5 gramos y el más pesado, sobre 55 gramos. Se colocan en el interior de la vagina 15 minutos dos veces al día. Funcionan exactamente igual que las bolas chinas pero, al ser menos pesados, son más recomendables para personas con un problema diagnósticado y no tanto para el mantenimiento de la musculatura cuando partimos con una buena base.
  • Pesa vaginal: Esta pesa tiene una forma alargada, mide 16,5 cm de largo y pesa 400 gramos. Se utiliza de una forma completamente diferente a las bolas chinas y a los conos vaginales. En este caso debemos estar tumbadas con las piernas dobladas y separadas y los pies apoyados en el suelo. Le aplicaremos una pequeña cantidad de lubricante y la colocaremos en la entrada de la vagina. Nos relajamos y trataremos de relajar la musculatura pélvica. Posteriormente, contraeremos fuertemente los músculos haciendo que la pesa se introduzca más profundamente en la vagina y se levante ligeramente. Podemos repetir este movimiento 10 veces o hasta que notemos cansancio.

Hay que tener en cuenta que todos estos productos se introducen en la vagina, por lo que conviene cuidar la higiene de dichos objetos. Hay que lavarlos  con agua y jabón antes y después de cada uso y no deben ser utilizados en caso de que padezcamos hongos e infecciones vaginales.

Vídeos de interés

Finalmente, os dejamos una serie de vídeos interesantes con los cuales podéis aprender cómo se realizan alguno de los anteriores ejercicios para fortalecer la vagina:

Vídeo 1

Vídeo 2

Vídeo 3

Vídeo 4

Vídeo 5

Publicado por Juanma

0 respuestas a “Ejercicios para fortalecer la vagina”

Únete a la conversación