La cara es la embajadora de nuestra belleza.  lo que muchas quizás no sepáis, es que la piel está íntimamente ligada a nuestras emociones, por lo que nuestro estado de ánimo, como el estrés, marca bastante al aspecto que tenga. Cuando estamos  bien, la piel luce bien y sin ningún tipo de imperfecciones, y eso nos permite que el maquillaje realce más nuestra belleza.

No obstante, el estrés es una plaga en nuestra sociedad, que afecta cada vez a más y más gente. Esto es así, que en épocas en las que tengamos mayores responsabilidades la piel se mostrará apagada, sin vida, con los poros dilatados e incluso enrojecida. Una de las peores consecuencias de una piel que padezca los efectos del estrés, es la disminución de su barrera protectora, por lo que ésta se vuelve frágil y más sensible a las agresiones externas y a la aparición del acné.

Para acabar con estos problemas cutáneos lo principal es contar con tratamientos adecuados que protejan nuestra dermis, ya que nuestras cremas habituales seguramente no son tan efectivas como podamos llegar a pensar. Además, puede que tengan el efecto adverso y empeoren el estado actual de nuestra piel. Lo ideal, matizo, sería acabar con el foco de estrés, pero si no tenemos forma, lo anterior es lo que deberemos hacer.

estrés y piel

Estrés y piel – Tipos de tratamientos

Lo más importante de todo, es que debemos tener en cuenta es que nuestro tratamiento no debe limitarse a tratar la superficie de la piel, sino que atacar al interior de las células. En las capas más profundas de la dermis, es fundamental combinar los alfahidroxiácidos AHA.

Dicho compuesto, funciona como un exfoliante que ayuda en la regeneración celular proporcionando una mayor luminosidad a la piel de la cara. La creatina,  es un activo que refuerza la barrera protectora de la piel para conseguir que tenga la capacidad de resistir de mejor manera las agresiones externas.

No obstante, en la superficie de nuestra piel, lo que intentamos buscar es refinar la textura, tratando de difuminar las imperfecciones y eliminando los brillos. Por ello, necesitamos un tratamiento que contenga extracto de piña, que sirve como exfoliante de la dermis, estimulando su regeneración, alisando el textura. Otros compuestos importantes, son los extractos de lentejas  que nos ayudan a minimizar los poros y suavizar la textura de la piel.

Hay más productos que nos ayudan a cuidar la piel a consecuencia de los efectos del estrés. En futuros artículos, iremos ampliando más la información al respecto.

Publicado por Juanma

0 respuestas a “¿Cómo afecta el estrés a nuestra piel?”

Únete a la conversación