En Mujeres Lindas, os ayudas e intentamos facilitaros al máximo para que tengáis acceso a todo tipo de información, y no complicaros las cosas demasiado, aunque a veces no lo conseguimos. Mantener un estilo de vida saludable está al alcance de todos, sin embargo hay muchos que todavía piensan que adelgazar o estar sano depende exclusivamente de ponernos a dieta, cuando realmente éste no está bien comprendido.

Para tener una buena salud, no debemos seguir ningún tipo de dieta milagro ni nada por el estilo, sencillamente debemos aprender a nutrirnos y para ello necesitamos recibir cierta educación nutricional para aprender a combinar los diferentes alimentos de forma adecuada. Además, como es lógico, de mantener una vida activa y descansar bien. En el artículo de hoy, os voy contar por qué fracasan muchas de las dietas que pensamos que son válidas.

El significado de estar dieta

Como he comentado en la introducción, el concepto de dieta a día de hoy, no está bien comprendido. Cuando la gente escucha la palabra dieta, piensa directamente en algo restrictivo y en una dieta de adelgazamiento extremo cuando dieta, según el diccionario, es sencillamente el conjunto de sustancias que regularmente se ingieren como alimento.

El significado de estar dieta

ES decir, que tú como lector, sigues una dieta, al igual que yo, solo que nuestras dietas pueden ser clasificadas de distinta forma en función de la categorización que queramos analizar. Por ejemplo, si analizamos las dietas por su aporte calórico, podríamos tener la siguiente división:

  • Dieta hipercalórica: si al cabo del día ingerimos un mayor número de calorías de las que nuestro cuerpo gasta mediante su metabolismo basal y la actividad física que realizamos, nos encontramos con una dieta hipercalórica, que nos hará aumentar grasa, y si entrenamos para ello, músculo.
  • Dieta normocalórica: si por el contrario somos capaces de encontrar el número exacto de calorías que nos permiten mantener nuestro peso corporal, y a lo largo del día y las semanas ingerimos alimentos sin sobrepasar este límite, nos encontramos con una dieta normocalórica. Es difícil de conseguir, pero se puede conseguir.
  • Dieta hipocalórica: y por último, si necesitamos adelgazar, nuestra dieta deberá ser hipocalórica, es decir, el número de calorías que ingiramos deberá ser menor que el número de calorías que gastemos.

Pero no es la única clasificación que existe, podríamos realizar clasificaciones por tipos de alimentos ingeridos, por ejemplo, dieta vegana para aquellos que no comen carne ni ningún alimento procedente de animales, o dieta cetogénica si se reducen los hidratos de carbono hasta producir cetosis en nuestro cuerpo, es decir, hay muchos tipos de dieta.

Lo más importante y principal es, que nuestra dieta sea saludable, y ya hablé sobre el término dieta saludable y dieta equilibrada en otro artículo hace unos meses, porque no siempre equilibrado significa saludable.

 

Publicado por Juanma

Únete a la conversación