A raíz de las polémicas declaraciones de la actriz Gillian Anderson se ha reabierto de nuevo el debate de la desigualdad salarial entre actrices y actores de Hollywood. Y es que parece que ni las grandes estrellas que se encuentran en lo más alto se libran de la desigualdad en los temas laborales.    
La brecha salarial podría tardar en desaparecer unos 75 años, ahora podemos ser testigos de algunos de los ejemplos más claros que precisamente encontramos en el mundo del séptimo arte. Recientemente la revista Forbes publicaba su listado anual de los mejor pagados en Hollywood y comparando las cifras, las cuentas no nos salen.

Por supuesto, hablamos de cifras absolutamente astronómicas pero que por otro lado, evidencian totalmente la desigualdad entre actores y actrices.

Desigualdad salarial

Según este listado, en primera posición se encuentra el actor Robert Downey Jr, que en 2014 ha ganado cerca de 75 millones de dólares, mientras que Sandra Bullock, la actriz mejor pagada, cobra 51 millones de dólares.

Una diferencia abismal que pone de manifiesto la brecha salarial en Hollywood. Pero todavía hay más, y es que si la lista fuera mixta, Sandra Bullock ocuparía la tercera posición; pero dentro del top 10 solo encontramos el nombre de una mujer más, Jennifer Lawrence.

Respecto a los salarios de 2013, la mejoría es evidente ya que el año pasado la actriz que ostentaba el puesto de mejor pagada era Angelina Jolie con 33 millones de dólares.

La actriz Gilliam Anderson ha desvelado que su sueldo era muy inferior al de su compañero, David Duchovni, cuando ambos tenían el mismo protagonismo.

La desigualdad salarial del mundo del cine en cifras

Este Festival dio mucho de sí en temas de Igualdad ya que también se unió al carro de las críticas femeninas Jane Campio, presidente del jurado y única directora ganadora de una Palma de Oro en las 66ª edición del Festival, aportando las siguientes cifras: “tan solo un 7% de las 1.800 películas presentadas en el Festival son dirigidas por mujeres”.

Igualmente, Cannes sirvió también como plataforma para lanzar un seminario que trataba el tema con el objetivo de dar una mayor visibilidad a la mujer dentro del mundo del cine What place for women in today’s film industry?, llevado a cabo por el Observatorio Audiovisual Europeo.

En él se dieron algunos datos que llamaron la atención como que las directoras de largometrajes francesas cobran hasta un 31,5% menos que sus homólogos masculinos. Mientras que en España las cifras son todavía más desalentadoras y es que solo el 7% de directores, el 15% de productores y el 10% de guinistas son mujeres.

Asimismo, durante la 64 edición de cine de La Berlinale también tuvo lugar la iniciativa Get Yourself Connected, una reunión donde participaron la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, CIMA, y la Red de Mujeres Iberoamericanas de Cine y Medios Audiovisuales, MICA para debatir sobre el proyecto promovido por CIMA y firmado por 14 entidades europeas sobre la inclusión en la Comunicación de Cine de la CE haciendo una referencia explícita a la igualdad en las ayudas que entregan los Estados a los proyectos cinematográficos, así como la igualdad de género en la financiación cinematográfica.

Por desgracia, éste es tan solo un ejemplo de un sector en el que a día de hoy parece mentira que existan todavía estas diferencias. Pero lo realmente preocupante es que si pasa en el mundo del cine, aquel en el que muchas veces podemos ser partícipes de los sueldos de los actores de moda, ¿qué pasa con aquellas mujeres que no tienen ese altavoz ni influencia en la sociedad?

¿La desigualdad salarial es igual o mayor en otros sectores? Fuere o lo que fuere, está claro que es un tema por el que hay que seguir luchando cada día para por fin llegar a una igualdad justa de géneros en todos los ámbitos de la vida.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación