Siempre hemos creído que los frutos secos por su alto valor calórico no resultan adecuados cuando intentamos adelgazar, sin embargo, hoy demostramos lo contrario dejando, hoy voy a traer una serie de motivos por los cuales debemos consumir frutos secos.

Razones por las cuales deberemos consumir frutos secos

consumir frutos secos

  • Aumentan la saciedad al inducir la liberación de hormonas que la producen, como la colecistoquinina, que se ha probado se genera tras la ingesta de piñones, o el GLP1 que se genera después de consumir pistachos según se ha concluido en una investigación. Además, favorecen la saciedad al exigir masticación, como lo hacen todos los alimentos duros.
  • Ayudan a reducir el riesgo cardiovascular al contribuir a la reducción del colesterol total y LDL, a la elevación del colesterol bueno o HDL y a la mejora de la capacidad antioxidante, como se ha demostrado con la ingesta de pistachos y además, un estudio comprobó que el consumo de frutos secos puede reducir hasta un 35% el riesgo de cardiopatía coronaria.
  • Favorecen la pérdida de peso, según se ha concluido tras analizar diferentes estudios epidemiológicos, donde la ingesta por 1 a 6 meses de frutos secos se asocia a menor índice de masa corporal, en parte, debido a la saciedad que produce su consumo y también, debido a que inducen la liberación de serotonina, un neurotransmisor que calma la ansiedad y favorece el control de la ingesta. Incluso, se ha vinculado el consumo de nueces con menor riesgo de tener barriga.
  • Ayudan a prevenir carencias nutricionales al tener una elevada concentración de minerales y vitaminas que nuestro cuerpo necesita para funcionar adecuadamente y reducir el riesgo de enfermedades. Entre los nutrientes que destacan en los frutos secos se encuentran la fibra, el calcio, magnesio, potasio, vitaminas del complejo B sobre todo ácido fólico y vitamina E con función antioxidante.

Como podemos ver, los frutos secos no sólo no engordan, sino que además, pueden ser de mucha ayuda en una dieta de adelgazamiento para favorecer la saciedad y cuidar la salud mientras perdemos peso. Por ello, en reemplazo del aceite o de otros alimentos grasos, la ingesta de frutos secos como ingrediente de algunos platos o simplemente como snack entre horas puede ser de mucha ayuda para contribuir con la pérdida de peso corporal.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación