Para descubrir cómo ponerse en forma en un mes, lo más importante de todo es saber que si se quieren hacer bien las cosas, no es tiempo suficiente como para conseguirlo. El término ponerse en forma es muy subjetivo, ya que depende de cada cual cuáles son sus objetivos en esta materia.

Ciertamente, alguien que quiera saber cómo ponerse en forma en un mes y solo busque mejorar su rendimiento levemente, así como perder 4-5 kilos, el objetivo planteado es realista a la par que sensato. Sin embargo, para alguien que considere que ponerse en forma es conseguir tener unos glúteos tonificados y un abdomen marcado, y no ha hecho deporte en su vida, la cosa se complica bastante. Vamos, por no decir que a no ser que poseamos la genética de Arnold Schwarzenegger no lo conseguiremos.

Cómo ponerse en forma en un mes – Sentido común

Para este caso en concreto, el sentido común es realmente vital y fundamental. Los milagros en materia deportiva no existen, salvo que recurramos a cirugía o que decidamos empezar a probar sustancias dopantes que alteren nuestro estado hormonal rápidamente en poco tiempo. A excepción de estos casos, los cambios que nuestro cuerpo produce son paulatinos y no repentinos.

Sin embargo, me gustaría alentar a todas aquellas principiantes, que los primeros meses de entrenamiento son los más efectivos a la hora de conseguir resultados palpables. De hecho, si seguimos una alimentación adecuada, hacemos ejercicio físico, descansamos adecuadamente y evitamos consumir alcohol y otro tipo de productos potencialmente dañinos para nuestro cuerpo, los resultados que se pueden alcanzar en un mes, son más que brillantes.

Cómo ponerse en forma en un mes

De hecho, podría llegar a los estándares deseados por muchos de vosotras. Pero de esto no sólo depende mucho trabajo previo, sino de condiciones y aptitudes que puedan marcar este asunto, como el peso de partida y el tipo de entrenamiento que se esté realizando.

Si algo os quiero dejar claro en este artículo, es que la pregunta de cómo ponerse en forma en un mes encierra mucha trampa y que sin duda, las cosas bien hechas, traen mejores resultados y especialmente, más duraderos. La dietas milagro y los métodos de entrenamiento milagrosos, tienen las patas cortas y por mucho que puedan dar resultados rápidos, a la larga no hacen más que provocarnos desmanes alimenticios y rebotes de peso inmediatos al acabar las dietas.

Paciencia chicas, que un mes no es suficiente tiempo para alcanzar objetivos significativos, tal y como se nos promete en otros muchos sitios. Sed fuertes y consistentes a la hora de trabajar, ya que acaban llegando los resultados.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación