Aunque en muchas ocasiones se relacionan los suplementos o la comida a la hora de mejorar o empeorar nuestra piel, hay una cantidad de factores que influyen. En base a novedosos estudios, se ha demostrado cómo los suplementos para la piel, así como determinados alimentos ayudan a consevarla. El exceso de consumo de kaki (1kg por día), noni (50 unidades por día), zanahorias crudas (2kg por día), y tomates (0,5 kg por día), o el simple consumo de 4410μg de beta caroteno en forma de suplemento para la piel puede dar lugar a una apariencia de color naranja a la piel, que no es lo que buscábamos inicialmente.

Suplementos para la piel – Coloración

En otro orden de cosas, un alto consumo de legumbres, aceite de oliva, frutas y verduras se relaciona con la reducción de arrugas de la piel, pero no el exceso de consumo de betacarotenos, vitaminas en general y todo tipo de polifenoles. Además, esto viene a añadir más luz sobre el descubrimiento de Cosgrove, quien asoció una mayor ingesta de vitamina C y ácido linoleico con una menor probabilidad de arrugas, sequedad y atrofia de la piel. Relacionando este tipo de nutrientes con las adaptaciones al ejercicio, hay que decir que se debería ser cauteloso con la ingesta de suplementos antioxidantes ya que recientemente se ha demostrado que atenúan la respuesta adaptativa al ejercicio si se toman de manera crónica.

suplementos para la piel

Suplementos para la piel – Arrugas

En la misma línea, también para combatir las arrugas faciales se ha encontrado que diversos suplementos, como el ginseng rojo, parecen ser eficaces en ensayos clínicos aleatorizados de diferente calidad metodológica. El té verde y bebidas que contienen cacao,  no afectaron a la mejora de las arrugas en los estudios correspondientes.

Suplementos para la piel – La dieta y el aspecto físico

En cuanto a su efecto sobre la elasticidad y la rugosidad de la piel, los presuntos efectos protectores de los probióticos (frente a la radiación UV) y carotenoides no poseen respaldo evidente. De hecho, incluso puede ser contraproductivo su uso a largo plazo pues se ha demostrado un aumento significativo en la dosis mínima de eritema (umbral requerido de la piel para que el sol pueda producir quemadura) después de 6 semanas de suplementación con Lactobacillus (La1) y 7,2 mg de carotenoides (β-caroteno y licopeno); y por tanto, podría ocasionar efectos potencialmente negativos a largo plazo.

Suplementos para la piel – Celulitis

Si bien esto puede no ser tomado como una medida objetiva de la apariencia física de una persona, vale la pena mencionar que se encontró una correlación significativa entre la adherencia de los participantes a unas directrices dietéticas y la probabilidad de tener una imagen corporal positiva.

En conclusión, hay pruebas insuficientes para asociar el consumo de ciertos alimentos naturales o suplementos con la apariencia de la piel. Aunque existe cierta evidencia que sugiere que los suplementos pueden contribuir a mejorarla, estos estudios fueron heterogéneos en el diseño y la mayoría de ellos se llevaron a cabo en sólo las hembras.

Los suplementos para la piel utilizados por sí solos, no van a ser útiles para eliminar los efectos negativos de una dieta mal hecha y la falta de hábitos de estilo de vida saludable, entre los que la falta de ejercicio disminuye la vasodilatación y aumenta la retención de líquidos, además de la ganancia de peso, algo que está relacionado con el empeoramiento de la belleza de la piel.

Publicado por Juanma

Únete a la conversación